lunes, 5 de octubre de 2009

Desatando cabos

A mal tiempo, buena cara. Respirar hondo, y sonreír.
Seguir, un paso adelante. Mejorar.
Pero tantas buenas caras, a tantos malos tiempos. La cara se cansa, los rasgos se confunden. No se pueden esconder más. Es hora que salgan. Pero ¿cómo?. Tan mal hay que estar para cambiar repentinamente. Algo abrupto. No sé. Y ahí, las dudas. Que hacer. Inseguridad, frustración, angustia, y de nuevo buena cara. Cuantos silencios te has callado.
Una careta, una mentira. Se va rompiendo desde adentro hasta que...
No sé, no sé cuando va a aguantar.
Un lágrima, después dos. No quiero admitirlo, me cierro, me encierro. Ver la realidad o disfrazarla? Yo era otra persona, no me reconozco, y me pongo peor.
Que alguien me ayude a salir, con una mano me ayude a levantarme y me sonría. Con esa sonrisa de la que me enamore, esa noche hace más de un año.
Que me siga enamorando, y a buenos tiempos, aun mejores caras.

1 comentario:

Noe dijo...

A mal tiempo buena cara, yo sé que gracias a vos por decir esa frase, va a cambiar algo.